2006-06-21

    Precarios II: post docs

    Puede que al leer la historia anterior haya quien crea que exagero con eso de que hubo un tiempo en que primero venía la plaza de investigador y luego la tesis, y que ésta era considerada como el logro de media vida dedicada a la investigación (la otra mitad de la vida dedicada a la investigación consistía en dormirse en los laureles y guiar a la siguiente generación de futuros doctores; el título en sí lo dice: el que sabe mucho de algo, y el saber sólo lo da la experiencia, cuanta más mejor). Pues dejadme que os diga que no hace tanto de eso. No sabría dar fechas para España, porque es un país que siempre ha ido mal de pelas para estos menesteres, así que diré el caso holandés: dependiendo de la edad de tu catedrático, o él es de los últimos que gozó de ese sistema (y tendrá 65-70 años y estará más pendiente de su retiro que de tí) o de los primeros en padecer las tribulaciones del nuevo. Los míos son del segundo tipo, pero conozco unos cuantos casos del primer tipo, y sorprende la diferencia en relación estudiante-profesor (más distante, estudiante más independiente) a veces incluso para bien.

    La cuestión es que ese tiempo ya pasó, el mundo avanza que es una barbaridad y un país sólo necesita un número de catedráticos pero cada vez más y más doctores que investiguen, así que se pasa de tener plaza primero y título después a invertir la relación. En algún tiempo pasado apareció la figura del estudiante de doctorado pero al menos después de lograr su título estos lograban plaza fija (insisto en que la fecha variará para cada país, en Holanda lo más común es que los actuales catedráticos pertenezcan a esta clase). Pero el mundo sigue y sigue creciendo a ritmo exponencial, así que se necesitan más investigadores, pero las plazas fijas ya están cubiertas y no se pueden permitir más, así que se crea una nueva figura: el post-doc.

    Fijaos cómo funciona la lógica: cuanto más avanza la ciencia, de menos sirven tus títulos de cara a lograr un trabajo estable. Primero bastaba con ser licenciado, luego había que ser doctor, y ahora ya ni eso sirve. Doctores los hay a patadas (fijaos si hay que hasta la Iglesia tiene ;-) así que se necesita algo que sirva a la vez para que unos destaquen del resto y para emplear al doctor sin darle plaza fija. Supongo que los argumentos en favor de la existencia de la etapa post-doc os sonarán: que si es una etapa para cambiar de aires, coger experiencia en otro laboratorio, aprender nuevas técnicas, quizá hasta cambiar de proyecto en busca de una línea más fructífera. Todo ello tiene sentido en el mundo científico en que vivimos, lo que no tiene tanto sentido es que se usen esos argumentos para decir que el post-doc (recordemos que tiene su título de Doctor, algo de lo que no muchos de los parlamentarios que deciden cómo gastarse el dinero en investigación pueden presumir) es alguien sin la suficiente formación para ocupar una plaza fija todavía o que por estar en periodo formativo aún merece tener becas y no contratos. Porque no conviene olvidar que el Ministerio Español concede becas post-doc y que sólo contrata, y en modalidad de prácticas (como un aprendiz) a gente con experiencia previa (programas Ramón y Cajal, Juan de la Cierva, etc.). Supongo que el argumento del secretario de estado sea el de la dichosa flexibilidad (y yo que pensaba que el contrato temporal servía para eso, iluso de mí). Y como ejemplo de la precariedad de los post-docs, este caso que aparece publicado hoy en el diario de Jaén.

    Un hecho alarmante: esta etapa ya no sirve de gran cosa. Uno acumula un post-doc tras otro sin que por ello se acerquen las posibilidades de lograr la ansiada estabilidad. El cuerpo de científicos actual está integrado mayoritariamente por gente que no sabe qué será de su vida, y aun así se pretende que la calidad investigadora siga igual (de hecho se pretende que suba). Lo curioso es que lo hace, que la competencia es lo que tiene, que al estar todos igual o te dejas el culo o los demás te pisan. Pero como se dice de la burbuja inmobiliaria, este sistema en crecimiento inflacionario es posible que reviente. Un buen día nos llega una crisis y todo salta por los aires. El problema es que el que debería estar en precario es el catedrático. No es justo que haya catedráticos con menos publicaciones que post-docs esperando a que se abra una vacante para una plaza fija. Un mayor dinamismo en la comunidad científica no debería significar prolongar la etapa post doc sino acortar la etapa del catedrático. Survival of the fittest, pero para todos. Y el día que el ex-catedrático de investigación no encuentre curro porque haya otros que investiguen mejor que él, que sea este el que tenga que plantearse un cambio profesional. ¿Qué tal la docencia a tiempo completo? ¿Y escribir libros de texto? Por lo menos ya ha acumulado suficiente experiencia como para saber de lo que habla. Quizá habría que plantearse un sistema como el de los militares, o los polis, y jubilar anticipadamente a la gente, con su pensioncita, o pasarles a curres menos dinámicos y más administrativos. Supongo que un sistema con políticos que ya no sirvan para científicos activos pero que al menos lo hayan sido será mejor que uno con políticos que no sepan de qué va la ciencia activa.

    Pero ese es un sueño liberaloide mío. En estos pagos tal reforma es imposible, así que se creará una nueva figura, una especie de post-doc a largo plazo. Sí, como el Ramón y Cajal, justo eso. Por cierto, aquí os dejo lo que nuestro querido secretario de estado piensa sobre los cajales:
    P.- Por otro lado, a los investigadores del Programa Ramón y Cajal se les acaba el contrato ya y no saben qué será de ellos.

    R.- Los cajales son contratos de posdoc y temporales y no podemos obligar a nadie a que contrate indefinidamente a una persona si lo hizo sólo por unos años. Creamos un programa de ayuda para su integración y está dando resultados. Muchos han optado a plazas permantentes. Otros se irán fuera, pero es inevitable. Dicen que se van porque aquí no les hacen caso. Pues qué pena... Habrá que incentivar a las universidades, pero no podemos dramatizar. El problema no es tanto que se vayan. Lo sintomático es los pocos investigadores que vienen aquí de fuera.
    Lo de la fuga de cerebros da para otro aparte, así que no entraré. Sólo señalar que desde luego yo no estoy aquí por lo agradable del clima, las delicias de la cocina típica y la amabilidad de los lugareños, sino porque me contratan, me pagan el doble y encima puedo hacer experimentos que ni soñando los haría en un laboratorio equivalente en España (porque el mío aquí, para los estándares locales, es tirando a cutre). Probablemente mi post-doc, si sigo en ciencia, también lo haga fuera, ya estaba mentalizado a volver como Ramón y Cajal algún día. Pero igual ni eso merezca la pena, por lo que se ve. Cada día valoro más la posición de profe de insti...

    Moraleja: precariedad rampante en el mundo investigador, y no es sólo cosa de España, sino generalizada. Quizá sea la mejor manera de producir conocimientos, pero estoy convencido de que la esclavitud era la mejor manera de producir cualquier otra cosa, y sin embargo se abolió. Incluso hay cuatro heterodoxos que dicen que de hecho el trabajador rinde más cuando es feliz, y en esto influye mucho la estabilidad laboral y las perspectivas de desarrollo futuras (el esclavo, quizá un tanto iluso, también vivía en la creencia de que si se esforzaba su amo le compensaría con mayores libertades; ejemplos de libertos desde luego los hay a patadas). No sé, que igual va siendo hora de reflexionar sobre la naturaleza del científico, que igual descubrimos que hace mucho tiempo que esto dejó de ser filosofía y que lo de "por amor al arte" tiene un límite.

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://evolucionarios.blogalia.com//trackbacks/41021

Comentarios

1
De: angelrls, El Lobo Rayado Fecha: 2006-06-21 10:10

Muy buenas reflexiones tanto ésta como la que nos dejaste en la anterior historia, sobre todo para esos que estamos dando vueltas por ahí, y que puede que empecemos un postdoc en pocos meses (por supuesto, en el extranjero, no hay más narices). Lo de pensar en algo estable en medio-largo plazo (en mi caso personal) no me lo planteo. Algún día debería escribir algo más sobre ello, pero es que me deprime demasiado.

Cada día valoro más la posición de profe de insti ... también muy cierto. Desde el punto de vista personal (el laboral ya lo has dicho tú) es muuuucho más estable que esto de la investigación. ¡Si es que somos unos bichos raros!

Y eso que yo no me puedo quejar mucho, habiendo estado en un lugar como el IAC, pero desde luego habría que hacer algo para cambiar la forma en la que está planteada la investigación... ¡que somos personas, coj*!!

¡Gracias por las reflexiones y un abrazo desde el otro lado del globo!



2
De: angelrls, El Lobo Rayado Fecha: 2006-06-21 10:11

Por cierto, medio me has deprimido... con lo contento que estaba hoy :PPP



3
De: BioMaxi Fecha: 2006-06-21 11:58

Pero chico, si a tí te va de p*ta madre! Con canguros y todo! Deja las depresiones para los que no trabajamos ni en Canarias ni en Australia ;-)



4
De: Ana Fecha: 2006-06-21 16:29

Bio:

No me vengas con lo de profesor de instituto que yo no me lo creo. Si, que hay dias que lo quieres mandar todo a la mierda y no veas la de veces que he estado a punto de dejar la investigacion por completo y dedicarme a otra cosa, pero en serio, la idea de no participar en la practica cientifica en activo me parte el alma y me da que a ti tambien, asi te estas tragando el exilio como lo hemos hecho los demas.

Un par de problemas que vienen con el puesto de postdoc son:
1) Ya que la universidad en la que trabajas no te va a dar un titulo de nada, estos se lavan las manos y consideran que sus obligaciones para contigo son cero, aunque tu por tu parte y con tu trabajo contribuyas al standing investigador de dicha universidad y te traigas tus fondos con tus becas y tal. Vamos, que como postdoc entras en un terreno de nadie en el que te paga posiblemente un gobierno, pero estas empleado por un investigaodor con el que puedes terminar teniendo serios problemas y no hay sitio alguno al que recurrir.

2) Te siguen tratando como un estudiante doctoral, o te aguantan en el laboratorio como un tecnico mas, pero en la mayoria de los casos tu empleador no te va a considerar como un igual o un colega a pesar de tener la misma titulacion y como tu mencionas en algunos casos un mucho mejor cv. Asi pues continuas de aprendiz anyo va y anyo viene y lo que suceda contigo no le importa a nadie un rabano, a no ser que tengas un jefe decente que te vaya a echar una mano.

Con esto nada mas que hacernos recordar que el dia que lleguemos (si llegamos) a tener nuestro propio laboratorio, que recordemos nuestras odiseas personales y no nos dejemos arrastrar por el lado oscuro de nuestra profesion (-:



5
De: Teresa Fecha: 2006-06-21 17:42

Que conste que asumo todo lo que dice Biomaxi de la precariedad y la incertidumbre que rodea a la tarea de investigar, en España y fuera de ella, pero sobre todo en España, donde se "despilfarran" millones en formar doctores que luego se quedan en la cuneta o los aprovechan otros países...
Pero he visto muy mal pintados a los cátedros y protesto. Yo no sé qué cátedros hay por biología y por esos mundos, pero yo curro un montón y me cuido mucho de mis escas@s becari@s. Que el secretario de estado, Quintanilla, sea catedrático de lógica, no es base suficiente para generalizar sobre los catedráticos de las universidades.
En fin, me temo que no será muy popular mi comentario, pero insisto que el problema en España es que las empresas no invierte en I+D (es más rentable dar de comer y beber a los turistas) y el esfuerzo del Estado es insuficiente, además de que las universidades están saturadas de profesorado joven en un momento en el que bajan las matrículas de alumnos por razones demográficas y sociológicas.
En fin,que mis simpatías están con precarios.org, pero no me metan a todo el mundo en el mismo saco que los estereotipos son muy injustos y peligrosos.



6
De: Nemesio Félix Aldunate Stein Fecha: 2006-06-21 18:04

Yo contrario a estos amargos lamentos creo que la verdadera ciencia SI es amor al arte en primer lugar, y las decepciones se forman en que se nos ha querido falsamente hacerla entender como una profesión, vale decir, una forma de "ganarse la vida" léase ganar dinero, obtener estabilidad, quizás formar familia. El científico de verdad (sobre todo el biólogo evolutivo) debe asumir que en realidad estudia algo tan paria como declararse estudiante de filosofia o de lenguas muertas, sin esa patina de racionalidad, modernismo y biotecnología de vanguardia que tantos se la creen XDDDD
Esto por supuesto genera unas expectativas bajo las cuales obviamente se gesta la decepción porque debe ser la profesión más estúpida que se podría elegir, en cuanto a tiempo de estudio ganancias, estabilidad, etc etc si estas cosas eran el objetivo, la persona probablemente se desengañe y termine buscándose una mejor fuente de dinero.
Los buenos científicos son los que van a hacer ciencia estén como estén, que trabajan en sus propias ideas, que estan siempre en el hormigueo o en los libros, de manera espontánea, porque no quieren hacer otra cosa o hablar de otra cosa con el tiempo que tienen. Las condiciones borde donde desarrollen esta alegre existencia pueden ser las que sean.
Lo que se desprende de lo que digo es que hay grandes científicos donde uno cree que no los habría, y malos científicos (más bien ábiles recaudadores de fondos) donde la gente cree que están los grandes (ya ven, como este señor director del genoma humano que lee a dios en los nucleótidos XDDD)



7
De: Anónimo Fecha: 2006-06-21 18:08

Hombre Clasti, tú no eres el más apropiado para hablar del tema, precisamente.

Que lo tuyo ha sido un campo de rositas.



8
De: Nemesio Félix Aldunate Stein Fecha: 2006-06-21 18:10

No. Yo anduve cesante por año y medio, en que me gane la vida de tres formas distintas, jajaja ojo, pero dignas, bueno más o menos



9
De: Nemesio Félix Aldunate Stein Fecha: 2006-06-21 18:13

y donde me gustaría estar, no tengo plaza asegurada, sólo otro fackin posdoc... voy a tener que jugarme un poco a la suerte, de nuevo, ya con casi la treintena encima



10
De: Ana Fecha: 2006-06-21 19:56

Dr. C eso que dices en mi opinion refleja que vives en las nubes y ahi es donde quieres vivir. O estamos a que la ciencia sea una practica marginal que solo los beatos hijos de Darwin que se lo puedan permitir quieran llevar a la practica, postura que me parece altamente retrograda y que no lleva precisamente a que las mejores mentes se dediquen a ello (es una postura altamente clasista), o estamos a que la ciencia sea una parte integral de las actividades de una sociedad. Entre ambas opciones creo que la mas sana y dinamica es la segunda.

Teresa, has hecho una puntualizacion importante. No puedo hablar de la situacion de los catedraticos en Espanya mas que de oidas y por lo estudios publicados al respecto, los cuales son tremendamente descorazonadores en cuanto al proceso de obtencion de plazas, medios disponibles, y eventual productividad media. Asi pues lo dejo a que lo comenten gente que han estado en el sistema. Sin embargo no puedo dejar pasar tu comentario sobre la necesidad de las empresas en invertir en I+D. Esta no es la primera vez que oigo este comentario, aunque en general siempre viene del estamento politico, asi que me ha llamamdo la atencion que como catedratica te hayas dejado llevar por la misma falsedad. La responsabilidad del desarrollo cientifico y tecnologico de un pais reside en su gobierno y no en el sector privado. Lo de mas es discurso demagogico y el querer no asumir responsabilidades. El sector privado solo invertira en lugares en los que exista una buena infraestructura de ciencia basica que le permita innovar y competir. Ya lo he dicho muchas veces, el pais que mas gasta en el sustento de un sector publico de investigacion es tambien el pais capitalista a ultranza, EEUU. Esto no es causalidad, sino que se atiene a un conocimiento de como funciona la empresa privada, cosa que parecer pecar por su ausencia entre los responsables politicos de nuestro pais.



11
De: Nemesio Félix Aldunate Stein Fecha: 2006-06-21 20:21

Yo hice mi doctorado en 6 años por medio de ese periodo extra de cesantía, pero al final mi tesis me gustó mucho. Quedé muy conforme, feliz. Tu dirás que vivo en las nubes, pero tengo mi propia experiencia para opinar. Lo que no me cabe duda es que si otro toda su vida "no ha dado puntada sin hilo" inevitablemente verá las cosas distinto a cómo las veo yo, como si solo ciertos senderos son razonables. Y aún así alguna cosa le podrá salir mal, y no le quedará otra que sentirse engañado y llorar amargamente.

La parte de la ciencia que la sociedad necesita estará siemrpe bien financiada. Pero no toda la ciencia es de atractivo inmediato para la sociedad. Compara el dinero que se dedica a cancer, versus el que se dedica a evolucion, y verás donde están las prioridades de la sociedad.
Repito, puede haber gente, en el lugar más extraño y sin recursos, incluso totalmente anónima, pero con más gusto por la ciencia que "profesionales" famosos de la ciencia encerrados en grandes insititutos quejándose amargamente por más dinero.
y eso que todavía no explico cómo el dinero puede contaminar la existencia de pensamiento científico auténticamente desprendido, permeando la formación, para mal.

No veo tu vinculación con el clasismo, pero tengo muy seguro que en la práctica no es así, el mundo aristrocrático tiene presiones y anquilosamientos que juegan en contra. Ah! y las mejores mentes, no son las más ambiciosas, ni las que sacan mejores notas o tienen buena la grabadora. La cantidad de "alumnos destacados" que han pasado sin gloria por debaje del puente no tiene límite. Una mente brillante sin motivaciones no sirve para nada. Más importante es ser friki.



12
De: Nemesio Félix Aldunate Stein Fecha: 2006-06-21 20:21

el anzuelo para las mentes no puede ni debe ser el dinero



13
De: Ana Fecha: 2006-06-21 20:41

Dr. C no digas chorradas. Esto de activamente a pedir a voz en grito que se continue con las cosas como son para que el dinero no "ensucie" las mentes privilegiadas mientras tu estas trabajando en una de las mejores universidades de este pais es soltar una tonteria como un campano. Y tu comentario claro que es clasista. Si tu no hubieras tenido acceso a la beca que tienes (dinerito dado por otros para mejorar la calidad cientifica de Latinoamerica), ahora mismo estarias en Chile y tu futuro cientifico seria MUCHIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIsimo mas incierto. Asi que no me intentes vender una pelicula de las tuyas. Yo no he dicho que la mejor actividad cientifica tenga una correspondencia uno a uno con los fondos disponibles, lo que si defiendo es que aumentando la media de gente practicando ciencia, de narices aumentaras el numero de mentes privilegiadas que tengan acceso a esta actividad.



14
De: Nemesio Félix Aldunate Stein Fecha: 2006-06-21 21:34

No digo que no, si sobra plata se facilitan las cosas (si te escogen a tí y a tu área) pero la pura inyección de dinero, tampoco garantiza calidad, eso tambien si quieres es vivir en las nubes. Y el dinerito PUEDE contaminar a la ciencia, no reconocer eso, también es vivir en las nubes. No digo que esté contaminada en todas partes (bueno, no demasiado)
Yo confieso que tuve mucha suerte, una vez que tuve mi hit podria haberme quedado en chile pero quise venirme pa USA pa ver qué realmente me estaba perdiendo jajaja pero sin mi hit, ni en Chile ni en ninguna parte me estaba resultando mucho q digamos... no tenía amigotes poderosos ni nada así... simpatizo con un cuasi-underground de geniales científicos semipostergados , ahí estan mis raíces.



15
De: Ana Fecha: 2006-06-21 22:34

No, claro que la mera inyeccion de dinero no garantiza nada, en eso estamos de acuerdo. Pero seria absurdo el que un pais se planteara el invertir de forma masiva en un area especifica y que no desarrollaran asi mismo instituciones y programas que salvaguardaran dicha inversion y que garantizaran un minimo de calidad y productividad.

Hay muchas cosas que contaminan la ciencia y el dinero no es una de las peores. Muchas historias de fraude algo tienen que ver con el dinero pero mucho tienen que ver con el ego.



16
De: Devil's Advocate Fecha: 2006-06-21 23:45

Un par de puntualizaciones que se me ocurren a vuela pluma sobre dinero y ciencia.
Entre los amigos tesinandos que tengo, la mayoría en su primer año como yo, no conozco ni uno sólo que se haya metido a científico por ganar dinero. Ahora, una cosa es que tengas claro que nunca conducirás un deportivo y otra que veas a "tus mayores", gente como los Ramón y Cajal que con treinta y muchos, una pila de publicaciones bajo el brazo y una familia detrás diga que la han traído engañada de vuelta a España, porque les han firmado un contrato de 4 años y ahora les dejan en la calle. Se pide más dinero para hacer más puestos estables (y una infraestructura acorde al número de personas y a la calidad de la actividad), y no para cobrar más por cobrar. A este nivel, decir que el dinero corrompe es ridículo.



17
De: Nemesio Félix Aldunate Stein Fecha: 2006-06-22 00:51

Claro, es pésimo si efectivaamente hubo "engaño", por ejemplo, si se le prometió a esta gente un puesto estable, a cada uno de ellos, y no tuvieron cómo imaginarse que eso podía no ser,y atraídos por los cantos de sirena, abandonaron otras buenas oportunidades poniendo en riesgo, sin saberlo, a sus familias (los que tenían).



18
De: Nemesio Félix Aldunate Stein Fecha: 2006-06-22 01:01

Más probablemente, no hubo tal nivel de "engaño", y tener o no familia, creo que todos entendemos que es una responsabilidas personal, todos podemos entender que difícilmente se pondrá ese factor por encima de las calificaciones académicas al momento de hacer una contratación definitiva o efectuar reemplazos.



19
De: Tiberio Fecha: 2006-06-22 10:29

Anda Biomaxi, anímate coño, ni por asomo hagas caso a Clastito y a ver si este vídeo te anima.
Estoy seguro que entrarás a tu puesto de trabajo de la misma forma encajarás allí.



20
De: Tiberio Fecha: 2006-06-22 10:36

Por cierto, ni de coña pienses que me lo he leído todo, por dios separa los párrafos y cuelga fotos de quiyas en medio que para ser un blog de biología... se está notando poco eso último.



21
De: Tiberio Fecha: 2006-06-22 10:37

Pues ahora que lo pienso, esta técnica de mandar mierda-correos seguidos sin contenido e interés alguno... me suena "familiar" (¿?)



22
De: BioMaxi Fecha: 2006-06-22 11:00

Anda, yo sin saberlo y resulta que el Dr C es el ejemplo perfecto de lo que comentaba en el post anterior: doctorados en 6 años terminados "por amor al arte" y sin remuneración todo el tiempo...



23
De: BioMaxi Fecha: 2006-06-22 11:08

Teresa,
no baso mi opinión sobre los catedráticos ni en el secretario de estado ni en ninguno que haya conocido en mi corta experiencia vital. Se ve que he tenido suerte y me ha tocado gente decente, pero sé, de oidas o leidas, que existen otras cosas, y



24
De: BioMaxi Fecha: 2006-06-22 11:10

vaya, se cortó.

.... y que lamentablemente la media, o quizá la moda, está del lado malo. E.g. E.M-H.

Y creo que ya lo avisé: estos posts hablan de política, así que las falacias están permitidas ;-D



25
De: Nemesio Félix Aldunate Stein Fecha: 2006-06-22 21:25

A propósito de nada, les cuento. Me metí a opinar en el pandas thumb sobre lo innecesariamente troglodita que es pz myers con los religiosos, jaja y no duré NADA!! jaja el muy mamón del PZ me empezó a borrar los mensajes casi altiro, jajajaja!!!! y eso que yo iba sin insultos ni nada, sólo sting, y tenía una montonera de gente contestándome... y es que estos gringos tienen alma de nazis culiaos nomás. Aparte que no saben dialogar si no es a la patá y el combo. Bueno el pandas thumb es un basural de lo mas patético, pero yo pensaba que hasta un creata podía comentar ahí y qué, si un ateo les dices un par de verdades, vamos borrando de inmediato, jajaja.
Na pos, sólo quería resaltar nuestra superioridad cultural de hispanos y derivados, y valorar una vez mas el pluralismo de Bio...basta cruzar los fangos de los gringos por dos segundos para sentir que esto es un paraíso de amigos entrañables, lo digo en serio. Saludos!!!!!



26
De: Tiberio Fecha: 2006-06-22 22:23

Horror, pinochetismo maturanata para rato.



27
De: kiss Fecha: 2006-06-23 10:40

escribes muy bien!! me gusta muxo la expresion que usas. felicidades



28
De: rasputin Fecha: 2006-06-27 00:52

Todo esto tiene solución fácil, como siempre es la política, vamos el poder establecido, quién no lo quiere así. Si todas las plazas de profesor fueran renovadas cada 4-5 aÑos en función de resultados conseguidos, publicaciones de alto impacto y patentes comercializadas, tendriamos al menos claro el camino al seguir, claro pero jodidídismo.
El sistema actual es peor y es un mal exclusivamente europeo, asegura dos castas, la de los profesores tocapelotas vitalicios y la de los curritos postdoc que nunca podrán llegar porque no hay nada preparado para ellos mas que ser eterna mano de obra barata y facilmente reemplazable.

Esto irá cada vez a peor y Europa se quedará como lo que es, un bonito sitio de paseo para norteamericanos y japoneses y ahora chinos.



29
De: Andrés Fecha: 2006-06-28 12:48

Hola amigos.
Llevo bastante tiempo leyéndoos aunque me parece que es la primera vez que hago acto de presencia (y digo creo por que mi memoria es bastante mala y puede que haya puesto algún comentario y no me acuerde).

Soy Doctor desde diciembre y de momento sigo, hasta final de año, contratado por un proyecto en el grupo en que leí la tesis. Así que estoy en ese momento en el que tengo que plantearme el futuro, como posdoc o como cualquier otra cosa.
En principio no tenía ninguna reticencia en irme "exiliado" el tiempo que fuera, incluso con la posibilidad de "no poder volver". Sin embargo, el hecho de que a mi novia (a efectos prácticos somo si estuvieramos casados, ya que llevamos 10 años de los cúales 2 conviviendo) le surgiera un trabajo estable como maestra (para lo que se ha preparado con 2 carreras) en un prestigioso colegio, me ha hecho recapacitar sobre lo qué estoy dispuesto a sacrificar. Ahora mismo, no me planteo lo de hace unos años, lo de irme de larga duración a donde sea, si no más bién una estancia relativamente corta (no más de un año) y luego intentar lo que sea en España y a ser popsible en Galicia.
El Sistema es muy feroz y parece que sólo pueden hacer investigación aquellas personas que viven exclusivamente para la ciencia (como comentaron más arriba). Pero la gente más realista, que a parte de su pasión por la ciencia quiere llevar una vida más o menos normal, es la que lo tiene realmente complicado. Vale que no es algo exclusivo de nuestra "profesión" y hay muchos sectores que adolecen de problemas similares, pero en nuestro caso es mucho más acusado.
El caso es que a veces "recapacito" cuando estoy con algunos amigos, los cuales muchos ni acabaron el bachillerato, y la mayoría, con mi edad, están casados, algunos con hijos, tienen piso/casa o están comprandolo y tienen un trabajo indefinido en el que generalmente están a gusto. Y yo?? Pues nada, sin futuro claro, con apenas 2 años cotizados (y por que fui de los que tuvieron suerte), malviviendo de un alquiler y con una calidad de vida inferior a la de aquellos que dieron el salto al mundo laboral muy temprano. Vale, quizá yo disfrute más que ellos con lo que hago, ya que llevo media vida preparandome para ello, pero ahora llega el momento de decir, sigo con lo que tanto me gusta pero puteado, o por el contrario tiro con todo lo hecho hasta ahora y me planteo otros horizontes fuera de la ciencia???? No se para vosotros, pero para mi no es una decisión sencilla, así que me tomaré mi tiempo, aunque con toda probabilidad siga puteado, con el agravante de luchar por conciliar además mi vida personal (mendudo reto).

En resumen, que en todos lados cuecen habas. A ver que nos depara el futuro. Al menos os deseo suerte con vuestros sueños.



30
De: Ana Fecha: 2006-06-28 15:50

Hola Andres:

Antes que nada desearte buena suerte con la decision. Como dices, no es facil. Te estaba escribiendo una parrafada enorme hasta que me he dado cuenta que posiblemente no estabas buscando consejo. Como ves no estas solo, asi que animo.



31
De: Javier Fecha: 2006-06-28 22:41

Andrés

Que significa Dr.(c) candidato a doctor?.
Con respecto a tus comentarios todo llega, siempre y cuando tengas dedicación.



32
De: Javier Fecha: 2006-06-28 22:41

Andrés

Que significa Dr.(c) candidato a doctor?.
Con respecto a tus comentarios todo llega, siempre y cuando tengas dedicación.



33
De: BioMaxi Fecha: 2006-06-29 15:55

Javier, la C. es la inicial de uno que es ya Dr. ;-)



34
De: Juan Fecha: 2006-07-08 19:56

Con un humor ciertamente tétrico, Augusto Monterroso escribía sobre lo mucho que habían contribuido las dictaduras hispanoamericanas del siglo XX al desarrollo de la cultura a nivel mundial. Explicaba, en su maravilloso ensayo “La Exportación de Cerebros” de qué forma un cerebro que realmente merece la pena o bien se va por su propia cuenta del país o bien lo echan a patadas. Y, en fin, llegado a este punto siempre se acaba invocando el ejemplo de Cortazar y lo que hubiera sido de su literatura sin la experiencia parisina. Yo añadiría que, para ser totalmente justos, también deberíamos preguntarnos sobre la suerte de tantos otros que igualmente fueron a París y sobre los cuales nunca más se supo. ¿Qué habrá sido de ellos?, me pregunto. ¿Qué fue de esas otras mentes quizás menos privilegiadas, o menos atentas, o peor aprovechadas?. Casi los imagino suspirando sus añoranzas a los atardeceres de los puentes del Sena.

Cuando se piensa en la fuga de cerebros también hay que considerar quien se beneficia con ello. Porque parece claro que, como dice Monterroso, “la historia muestra en buena medida que la fuga de determinado cerebro beneficia mayormente al país que lo deja marcharse que su permanencia en éste”. Y si no pensemos en algunos mascarones de proa del orgullo nacional o local que políticos oportunistas ofrendan a sus votantes como alternativa expiatoria al pan y circo nuestros de cada día. Cerebros caídos como maná del cielo, orondas y jugosas frutas para la hinchazón patria, que endulzan las conciencias y sacian sin engordar. Todo esto, claro esta, se aplica sólo a cerebros ilustres, a cerebros, digámoslo así, mayores. Lo que quedaría por explicar, sin embargo, es en que beneficia al país de origen la exportación de cerebros menores. ¿O es esta exportación acaso solamente beneficiosa para el cerebro mismo? Con el mismo sentido del humor que el guatemalteco supongo que en el caso de los cerebros menores al menos podríamos hablar de exportación de vocaciones.

Sobre nuestras hermosísimas islas Canarias han soplado desde siempre vientos hispanoamericanos. Será tal vez por este motivo, o quizás para compensar una proverbial carencia de otras materias primas, que Canarias exporta vocaciones incansablemente, casi se diría que con entusiasmo. En realidad es difícil entender cómo es que, en primer lugar, se crían dichas vocaciones en el páramo cultural de las Afortunadas. Se podría argumentar, sin embargo que, rica como es la tierra en oportunidades para el ocio y la contemplación, algunas almas más susceptibles, prendidas de la ensoñadora línea del horizonte atlántico, podrían albergar repentinamente deseos de cruzar el mar infinito y transformarse en torero, arpista cíngaro, huaso, trapecista, sota de bastos, explorador del Ártico, faro de las europas, Sumo Pontífice, taumaturgo de máxima audiencia, embajador de la seda, poeta, científico, y mil otras ocupaciones imposibles en las islas. El surgimiento de una nueva vocación, sea del tono que sea, se recibe a menudo con inquietud, especialmente entre los mas allegados. La madre de ojos acuosos que, preocupada, recurrirá a las comparaciones con el inevitable primo que estudió medicina. El padre que guardará obstinado silencio y para sí rumiará la desgracia de tener un hijo tonto de capirote. Una vez que no caben dudas sobre su calaña, el candidato a soñador es implacablemente estigmatizado con el certero epíteto local de ‘culoinquieto’.

Llegados a este punto, lo más probable es que renuncie a cargar contra molinos de viento y se pliegue al dulce abandono de lo cotidiano. Ocasionalmente, sin embargo, sea debido a las malas influencias, la connivencia con un alumbrado mentor, o la propia tozudez, culoinquieto persistirá en sus intenciones. Si es así, nunca faltarán las palabras de aliento y la conveniente patada en el culo que le proporcionen la inercia necesaria para abandonar la órbita insular. Con esto y con todo no podemos hablar aún de una vocación exportada. El camino de los sueños es largo y tortuoso y no se revela a tan corto plazo. Habrán de pasar aún años de penurias y aprendizaje hasta que nuestro cerebro menor pueda considerarse a sí mismo auténticamente proyectado, irradiado, fraguado, exportado, facturado, excretado o defecado, dependiendo del momento y de su estado de ánimo. Sobre lo que pasa después tan sólo caben especulaciones, puesto que ya entonces resulta delicado seguirle la pista al descarriado. Si la exportación de vocaciones es reversible o no es también una cuestión mercantil complicada, ya que una vez expedidas a precio de ganga al extranjero suelen aumentar considerablemente de coste dificultando la operación de regreso. Pero el regreso es un tema bien distinto que merece ser comentado en otra ocasión.



35
De: Juan Martinez Fecha: 2006-07-08 20:07


Hola a todos!

Ya se termina mi tercer post-doc...si, si, tres postdocs. Ya llevo 8 agnos de postdoc, virgen santa, te meten menos por atraco a mano armada! Parece que todo indica que ya se me acaba la vida de mercenario y que pronto entrare en el exuberante mundo del "junior group leader". Eso si me temo que al menos de momento tendra que ser en el exilio (quien sabe si esto no es una ventaja).

Tambien les mando este cuento que ya he colgado en otro Blog (el de Teresa), sin mucho exito,la verdad :-(

"Culoinquieto"


Con un humor ciertamente tétrico, Augusto Monterroso escribía sobre lo mucho que habían contribuido las dictaduras hispanoamericanas del siglo XX al desarrollo de la cultura a nivel mundial. Explicaba, en su maravilloso ensayo “La Exportación de Cerebros” de qué forma un cerebro que realmente merece la pena o bien se va por su propia cuenta del país o bien lo echan a patadas. Y, en fin, llegado a este punto siempre se acaba invocando el ejemplo de Cortazar y lo que hubiera sido de su literatura sin la experiencia parisina. Yo añadiría que, para ser totalmente justos, también deberíamos preguntarnos sobre la suerte de tantos otros que igualmente fueron a París y sobre los cuales nunca más se supo. ¿Qué habrá sido de ellos?, me pregunto. ¿Qué fue de esas otras mentes quizás menos privilegiadas, o menos atentas, o peor aprovechadas?. Casi los imagino suspirando sus añoranzas a los atardeceres de los puentes del Sena.

Cuando se piensa en la fuga de cerebros también hay que considerar quien se beneficia con ello. Porque parece claro que, como dice Monterroso, “la historia muestra en buena medida que la fuga de determinado cerebro beneficia mayormente al país que lo deja marcharse que su permanencia en éste”. Y si no pensemos en algunos mascarones de proa del orgullo nacional o local que políticos oportunistas ofrendan a sus votantes como alternativa expiatoria al pan y circo nuestros de cada día. Cerebros caídos como maná del cielo, orondas y jugosas frutas para la hinchazón patria, que endulzan las conciencias y sacian sin engordar. Todo esto, claro esta, se aplica sólo a cerebros ilustres, a cerebros, digámoslo así, mayores. Lo que quedaría por explicar, sin embargo, es en que beneficia al país de origen la exportación de cerebros menores. ¿O es esta exportación acaso solamente beneficiosa para el cerebro mismo? Con el mismo sentido del humor que el guatemalteco supongo que en el caso de los cerebros menores al menos podríamos hablar de exportación de vocaciones.

Sobre nuestras hermosísimas islas Canarias han soplado desde siempre vientos hispanoamericanos. Será tal vez por este motivo, o quizás para compensar una proverbial carencia de otras materias primas, que Canarias exporta vocaciones incansablemente, casi se diría que con entusiasmo. En realidad es difícil entender cómo es que, en primer lugar, se crían dichas vocaciones en el páramo cultural de las Afortunadas. Se podría argumentar, sin embargo que, rica como es la tierra en oportunidades para el ocio y la contemplación, algunas almas más susceptibles, prendidas de la ensoñadora línea del horizonte atlántico, podrían albergar repentinamente deseos de cruzar el mar infinito y transformarse en torero, arpista cíngaro, huaso, trapecista, sota de bastos, explorador del Ártico, faro de las europas, Sumo Pontífice, taumaturgo de máxima audiencia, embajador de la seda, poeta, científico, y mil otras ocupaciones imposibles en las islas. El surgimiento de una nueva vocación, sea del tono que sea, se recibe a menudo con inquietud, especialmente entre los mas allegados. La madre de ojos acuosos que, preocupada, recurrirá a las comparaciones con el inevitable primo que estudió medicina. El padre que guardará obstinado silencio y para sí rumiará la desgracia de tener un hijo tonto de capirote. Una vez que no caben dudas sobre su calaña, el candidato a soñador es implacablemente estigmatizado con el certero epíteto local de ‘culoinquieto’.

Llegados a este punto, lo más probable es que renuncie a cargar contra molinos de viento y se pliegue al dulce abandono de lo cotidiano. Ocasionalmente, sin embargo, sea debido a las malas influencias, la connivencia con un alumbrado mentor, o la propia tozudez, culoinquieto persistirá en sus intenciones. Si es así, nunca faltarán las palabras de aliento y la conveniente patada en el culo que le proporcionen la inercia necesaria para abandonar la órbita insular. Con esto y con todo no podemos hablar aún de una vocación exportada. El camino de los sueños es largo y tortuoso y no se revela a tan corto plazo. Habrán de pasar aún años de penurias y aprendizaje hasta que nuestro cerebro menor pueda considerarse a sí mismo auténticamente proyectado, irradiado, fraguado, exportado, facturado, excretado o defecado, dependiendo del momento y de su estado de ánimo. Sobre lo que pasa después tan sólo caben especulaciones, puesto que ya entonces resulta delicado seguirle la pista al descarriado. Si la exportación de vocaciones es reversible o no es también una cuestión mercantil complicada, ya que una vez expedidas a precio de ganga al extranjero suelen aumentar considerablemente de coste dificultando la operación de regreso. Pero el regreso es un tema bien distinto que merece ser comentado en otra ocasión.



36
De: BioMaxi Fecha: 2006-07-10 10:41

Bonito cuento, Juan :-(
Espero que tengas suerte como group leader, sea donde sea ;-)



37
De: Ana Fecha: 2006-07-10 15:39

Hola Juan:

Desearte lo mejor como "group leader".



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.159.145.68 (3aab58e3b5)
Comentario

Inicio > Historias > Precarios II: post docs