2005-04-26

    La Ciencia en los medios de comunicación

    Como muchos otros blogalitas, he experimentado con otros alojamientos. Tengo mi blog sobre evolución en inglés alojado en blogspot, un espacio en MSN y otro en Yahoo!, por no mencionar los fotoblogs en fotopages y flickr. Todos ellos reciben mucha menos atención que este sitio o el Biblioblog, atención que aumenta cuando Blogalia entra en crisis existencial. No es que me plantee mudarme, que en absoluto, sino que esto de bitacorear es un vicio con un "mono" muy fuerte ;-)

    El caso es que ayer, esperando noticias del estado de nuestro servidor, me dió por cambiar la configuración del sitio MSN y al hacerlo me he encontrado con un comentario que jamás había leído. No creo que el autor, Gustavo Monge, llegue a leer esta respuesta (salvo que se la envíe por correo; que probablemente lo haga), pero merece la pena reproducirlo aquí. Aprovecho para pedir disculpas a todos aquellos que hayan tratado de ponerse en contacto conmigo y se hayan encontrado la callada por respuesta.

    El 3 de Diciembre de 2004 leí estupefacto una noticia en El Mundo acerca de la concesión de los premios Descartes. Tal fue mi asombro ante el maltrato que el tema había recibido que me ví impelido a iniciar la saga "cómo no dar una noticia sobre ciencia" (que, dicho sea de paso, sólo he interrumpido por haber dejado de consultar noticias científicas en prensa general). El 15 de Febrero de 2005 son recopilados y publicados en Divulcat. Al día siguiente, Gustavo Monge, corresponsal de la agencia EFE en Praga y autor del artículo mencionado, me escribe el siguiente mensaje:
    Querido Max:

    Te agradezco mucho tu crítica a nuestro artículo sobre el Premio Descartes, otorgado recientemente en Praga. Tomo nota de cada una de tus palabras. La variedad de los temas que cubro desde esta corresponsalía es muy amplia. Escribo sobre Economía, Empresas, Política, Arte, Literatura, Historia, Deportes, etc. Soy economista y reconozco que en esta faceta me siento más cómodo. Pero aquí hacemos de todo. No somos una agencia especializada en noticias científicas. Lo que a tí personalmente te interesa no tiene siempre por qué coincidir con lo que le interesa al público en general. Tratamos, eso sí, de salvaguardar la objetividad, indepedencia y precisión, dentro de nuestras capacidades y límites humanos. En cualquier caso, te agradezco de nuevo tus comentarios.

    Un abrazo y ánimo con esta interesante tarea científica.

    Gustavo Monge Agencia EFE. Praga
    Estimado Gustavo:

    Agradezco sinceramente el interés mostrado por mi crítica y aprecio muy positivamente que hicieses el esfuerzo de contactar conmigo, y por ello te pido perdón por no haber respondido antes.

    Entiendo que no todo corresponsal de prensa pueda (ni deba) ser especialista en absolutamente todo, sino una especie de nodo repetidor de noticias locales. Por lo tanto comprendo que las noticias que se alejan de la especialidad del reportero queden peor cubiertas. Tu eres economista y escribir de ciencia no tiene por qué ser lo tuyo; yo soy científico y si escribiese de economía cometería errores de bulto. Sin embargo sí que creo que hay que ser muy conscientes de eso, de nuestras respectivas limitaciones cuando nos vemos forzados a hablar de un tema en el que no tenemos soltura; imagina cómo te sentirías al leer un reporte económico escrito por mí desde Holanda en el que dijese cosas sin sentido alguno.

    El error no está en la redacción de tu artículo (ni en el de los otros comentados posteriormente, comienzo a sospechar) en sí mismo, sino en el proceso de supervisión posterior. No soy periodista, así que no sé cómo funciona ese mundo por dentro, pero uno imagina (o mejor dicho, quiere creer) que lo que escribe cualquier periodista no sale a la luz tal cual ha sido redactado sino que es revisado por algún tipo de redactor. Digamos que esperaría que tu artículo llegase a la agencia y fuese enviado al redactor especialista en materias científicas y afines para que lo revisase, o que al menos algo así sucediese en la redacción de los periódicos a los que llegan estas noticias de agencia.

    Deduzco que o la realidad no es como yo la imaginaba o que durante el periodo de revisión el redactor correspondiente no hizo bien su trabajo. En cualquier caso representa un grave atentado contra la propia empresa científica, basada en el rigor metodológico y la escrupulosa delimitación de datos y sus fuentes. Cualquier alteración producida a posteriori repercute seriamente sobre la imagen que la ciencia muestra ante la sociedad, a la que debe rendir cuentas sobre su labor. Espero que se entienda por qué la manía que tenemos los científicos sobre el trato que reciben nuestros descubrimientos en la prensa.

    Lo cierto es que nos sentimos vilipendiados. Comprendemos que la ciencia es dura de roer y más difícil de tragar, así que no pedimos maravillas literarias a la hora de hacer periodismo científico. Lo que sí pedimos es que se nos haga caso cuando reclamamos mayor rigor; que no es raro oir al famosete de turno quejándose del trato recibido por la prensa rosa, o al fubolista por la prensa deportiva, pero cuando un científico pone el grito en el cielo cuando su profesión se compara con un timo para idiotas, el asunto apenas trasciende. Pedimos que si dentro de los periódicos se exige a los periodistas precisión a la hora de tratar temas políticos o económicos, se haga lo mismo a la hora de hablar de ciencia. Nada más. Y nada menos.

    Saludos cordiales,
    Maximiliano Corredor

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://evolucionarios.blogalia.com//trackbacks/29143

Comentarios

1
De: eseprimo Fecha: 2005-04-26 08:54

Comparto tu sentimiento de indignación: aunque agradezco el ocasional recorte en el periódico donde se comenta sobre ciencia, suelo lamentar el trato casi infantil que la mayoría de periodistas ofrece.



2
De: Asombr8-S Fecha: 2005-04-26 11:49

Empiezo a captar las posibilidades que dan los blogs. Es un medio de presión muy bueno, hay que saber sacarle partido. Maxi, lo estás haciendo muy bien. ¡A meter caña! ¡Por una información digna!



3
De: Asombr8-S Fecha: 2005-04-26 13:12

Por cierto, en una exposición de minerales y fósiles, en los cineBox de Pontevedra, venden un Mosasaurus por 1.600 Euros ¿Alguien lo quiere?



4
De: Ana Fecha: 2005-04-26 16:14

Hola:

Desde luego no envidio la situacion del Sr. Monge, a quien parece le han inundado con la responsabilidad de escribir sobre un sinfin de materias, muchas de las cuales requieren un nivel de entendimiento tecnico alto para poder escribir sobre ellas. Entiendo tambien que el Sr. Monge no puede decir esa de vaya marron que me han puesto con este trabajito los de la agencia, ya que obviamente su posicion laboral quedaria un pelin en peligro. Habiendo dicho esto, sin embargo, y cogiendo este articulo como ejemplo, es realmente bochonorso la manera con la que se difunden noticias cientificas en los medios de comunicacion, como indica Maxi. Vease que la mayoria de su critica a este articulo en concreto, no va al hecho de que hay un desconocimiento tecnico del tema tratado, sino que mas bien una dejadez general al hablar de un tema sobre el que se sabe poco y se piensa que a la gente le interesa poco. Vease tambien que el Sr. Monge ha senyalado que los gustos cientificos de Maxi no son los de la gente en general y este tipo de argumentacion parece justificar un trabajo realmente mediocre. Vista la aptitud, queda aun mas en evidencia la labor de divulgacion que lugares como este estan llevando acabo, que no solo es necesaria, sino que ha levantado interes el suficiente como para que al Sr. Monge le interese la critica dada. En mi opinion esto merece otra enhorabuena.

Es realmente descorazonador el ver que algo tan esencial como la educacion cientifica del ciudadano medio de nuestro pais se esta llevando a cabo de esta manera. Los medios de comunicacion en este aspecto continuan sin reconocer su responsabilidad.



5
De: Devil\'s Advocate Fecha: 2005-04-26 22:02

Me gustaría saber que tipo de filtros atraviesan las publicaciones en otros lugares fuera de España. Por supuesto, lo ideal sería que un corrector científico le incara el diente a los artículos de su rama, pero dudo que ni siquiera en diarios grandes de tirada nacional el tema funciones así. Alguna vez he pensado que esa sería una buena salida laboral para mucho biólogo en paro.

Ahora bien, en mi opinión la cuestión clave es si se puede contentar al mismo tiempo al lector naive y al especializado en un artículo científico. Y yo tengo mis dudas. ¿Opiniones?



6
De: Corrector tipográfico Assarhaddon Fecha: 2005-04-27 11:54

Devils
¿Que un corrector científico le "incara" el diente?



7
De: marcelo Fecha: 2005-04-27 14:48

igual bacan que importa no va al caso



8
De: Assarhaddon Fecha: 2005-04-27 14:52

Marculo:
Fíjate lo importante que puede ser una sola letra.
Oiga ud, cada cual tiene sus propias susceptibilidades.



9
De: Devil's Advocate Fecha: 2005-04-27 17:28

... Assarhaddon, ya he escrito 1000 veces hincar y me he comido los folios (de papel reciclado), a ver si además de ortografía mejoro mi aporte de fibra a la dieta. Gracias por la corrección.

Por dar algún nopmbre, a mi el tono y el nivel de Javier Sampedro, de El Pais, siempre me ha parecido muy adecuado.



10
De: rvr Fecha: 2005-04-29 15:41

Interesante, interesante. Lo curioso es que los periodistas venden que su trabajo se basa en la credibilidad, que contrastan la fuentes, etc... y al final resulta que no, que las notas de prensa viajan de un lado a otro sin comprobarse y que los errores de interpretación se amplifican. Por supuesto, esto no ocurre -o ocurre en menor medida- en secciones críticas como deportes porque ahí sí que se arriesgan.



11
De: rvr Fecha: 2005-04-29 15:44

Por cierto, otra opinión aleatoria. Me suele indignar cuando algunos periodistas creen saber lo que en realidad interesa al público. Creo que alguien como Javier Armentia, que tiene un contacto directo con el público en un museo de la ciencia, tiene una visión mucho más realista de ese tema.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.81.46.194 (ad9d3b3db6)
Comentario

Inicio > Historias > La Ciencia en los medios de comunicación