2004-11-21

    20-N

    Lo de las vacaciones es muy gracioso: siempre me desorientan. Por cortas que sean, siempre pierdo la noción del tiempo. Me duermo más tarde que de costumbre y no sé en qué día vivo. Quizá sea que en general nunca sé qué día es hoy, pero repasando los posts recientes, me he dado cuenta de qué fecha era ayer. Joder, ahora entiendo la repentina manía con la familia de Franco. Anoche en un infame programa (TNT) eran el tema estrella, y esta tarde, mientras me moría de la vergüenza por no haber ido al museo al final, al hacer zapping me encuentro con que la nietísima es la prota del Corazón, Corazón. Y yo en Babia. Imaginaos que me da por bajarme en Nuevos Ministerios y me cruzo con una panda de desorientados (los hay que tienen una orientación temporal peor que la mía y se creen que no han pasado casi 30 años)...

    El caso es que he repasado las historias comentadas en Blogalia en todo el 20-N y la única que hace referencia a la fecha es para hablar de Bill Gates (no comment). Zifra, como yo, se alegra de que la efeméride no genere noticias. Anoche comentaba en familia que ya iba siendo hora de dejar estar tranquilo el pasado, pero sin olvidarlo. Difícil cosa eso de no olvidar lo que no se aprende. ¿O será al revés, el olvido definitivo, lo que se busca?

    Y es que no sé si sea cosa premeditada, pero no conozco a nadie que durante su educación haya llegado a estudiar la historia de la España contemporánea. Sin irme muy lejos, mi Laura se ha enterado de muchas cosas hace bien poco, leyendo la Historia de España contada para escépticos, de Juan Eslava Galán. ¿Por qué nadie se plantea reestructurar los planes de estudio para que las épocas más modernas sean más estudiadas que las antiguas? Al fin y al cabo, aunque determinadas por los antecimientos anteriores, son las de mayor importancia para entender el presente actual. Poca gente sabe que nosotros tuvimos una guerra con los EEUU, menos aún que hubo una dictadura protofascista anterior a la guerra civil (de la que nos quedan muchos pantanos y paradores, como el Mesón del Estudiante, que abre al patio trilingüe de la Universidad de Alcalá, donde también tiene puerta el paraninfo en que se entregan los premios Cervantes y, antesdeayer, el título a los licenciados. Pero esto es otra historia...)

    Antes de que nadie me malinterprete, no pretendo abogar porque se celebre el 20N ni nada por el estilo. Sólo digo que la gente de mi generación conoce a Franco por lo que sus padres le puedan haber contado (si es que han hecho caso a las hitorietas) o lo que aprenden por la tele (que por lo general es bastante poco y sesgado). ¿Qué dirá esta generación a la siguiente sobre el caudillo? ¿Acabarán sabiendo tanto de Franco como de Espartero (más famoso por las dotes de su montura que por las suyas)? Creo que pasados 30 años de la muerte del dictador y 65 del fin de la guerra, es tiempo de empezar a volver a hablar del tema tabú, sin miedo a fantasmas y con la suficiente objetividad para no herir heridas heredadas. Igual así la gente sabe de dónde viene lo de las comunidades históricas, por ejemplo, aunque no sé si eso sirva para que los políticos (que se supone sí conocen de qué va el tema) dejen de usar la historicidad para reclamar más ventajas competenciales que las otras que carecen del título (aunque les sobre la historia).

    No por doloroso, el pasado reciente debe ignorarse. Hacerlo hace más fácil que se cometan los mismos errores. Más aún, la no-información abona el campo de la desinfonrmación.

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://evolucionarios.blogalia.com//trackbacks/23406

Comentarios

1
De: Rafael del Barco Carreras Fecha: 2007-11-19 17:49

20 N.
¡FRANCO HA MUERTO!.

Rafael del Barco Carreras.

Tenía entonces treinta y cinco años. No fue un buen año para mis negocios, y a la crisis del Petróleo arrastrada desde el 73 se añadía la muerte del Jefe del Estado, pero muy lejos suponer que en un mundo ajeno, el de la Administración Pública, en concreto en el Consorcio de la Zona Franca, gente del Régimen, totalmente desconocidos para mí, iniciaban una operación que cinco años después me retendría en prisión tres años preventivo, y condenado con la intervención de jueces franquistas y abogados corruptos a esos tres años.
Ese día alguien ordenaba extender unos talones para la compra de unos terrenos en Montornés, el actual Circuito de Cataluña. Toda la operación era una falsificación revolviendo nombres y terrenos inexistentes con otros reales pero también con falsedades de cantidad y descripciones anexas. Simplemente se liquidaban los saldos de la Institución, lo de menos la justificación contable. La muerte del Dictador aconsejaba a sus incondicionales llevárselos en crudo, ¡por si acaso!. El inmediato porvenir una incógnita, y aquel dinero, directo a Andorra. Y de tener en cuenta que en la Administración del Consorcio intervenían todas las de la Ciudad y con los mismos personajes, es más que posible que algo parecido sucediera en Ayuntamiento, Hacienda, Puerto, Diputación, RENFE, Aduanas…etc…etc…
Del primer gran engaño de aquel día me enteraría unos 30 AÑOS DESPUÉS, de ahí mi título “Barcelona 30 años de corrupción”. Los talones fechados el día DIECISIETE en realidad fueron extendidos el mismo día de la MUERTE DE FRANCO. Quien me lo contaba, añadía un socarrón “por respeto al cuerpo presente”, contestando yo, “parecido al reparto de los saldos entre los herederos velando el cadáver, fechando con anterioridad a la muerte por si los ausentes reclaman”. ¿O murió el 17?.Algunos, y no solo el secretario del CONSORCIO DE LA ZONA FRANCA, el después “huido” (el entrecomillado surge por la duda de la real “huida”) ANTONIO DE LA ROSA VÁZQUEZ, participaban en la operación. Y sobre la titularidad falsa de los talones no había problema, ni con los de nombres reales. TODOS SE COBRARÍAN a través del pequeño BANCO GARRIGA NOGUÉS, director, el jovencísimo JAVIER DE LA ROSA MARTÍ. Un desfalco de mínimo 10.000 millones, y la gran carrera al estrellato de JAVIER, el hijo de ANTONIO. De hecho el desfalco se inició antes con los edificios, naves industriales y garajes sitos en la ZONA FRANCA.
Y así escribo en 2005 mi libro “Barcelona 30 años de corrupción” editado en parte en mi web www.lagrancorrupción.com, iniciándose, tras una breve introducción…
“Fecha 17.11.75, con un volante de régimen interno se paga el primer plazo de pesetas 16.451.700.61 de un total de 258.351.755.75 a Francisca Esteve Triadó, o el mismo día 25.384.706.38 de un total de 387.524.612,63 a Francisca Gambús Ramón... alcanzando entre reales y nombres inventados 2.585.189.130.63 pesetas. Dicho y repetido, y en un caso confesado ante el juez, no recibieron esas astronómicas cifras, disparatadas entonces para terrenos rústicos…”.
Y nadie de los presentes aquel 20 N, directos, indirectos, o necesarios para el desfalco sufrió ni cárcel, ni siquiera molestias… solo quien fuera nombrado casi tres años después DELEGADO DEL ESTADO, Bruna de Quijano…el compraventa de coches Fernando Serena…y yo…
Me recuerda los expolios NAZIS acabada la guerra… pero a diferencia de los alemanes aquí los herederos del difunto se llevaron el dinero y encima IMPUNEMENTE… y todos se jubilan o mueren de viejos…millonarios…en San Gervasio, Sarriá, Pedralbes, sus fincas de la Costa… nadie se exilió…pues el propio ANTONIO DE LA ROSA VÁZQUEZ, veraneaba en CADAQUÉS, y murió a los 87 años en su cama de Barcelona… VEINTICINCO AÑOS después, tras dieciocho de supuesta “Busca y Captura”…prescritos sus delitos en otro acto judicial arbitrario, según muchos letrados, corrupto, en 1997…
¡Y yo condenado por ENCUBRIMIENTO…por conocer las procedencia de su dinero!.




Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.162.114.84 (08ed6830d5)
Comentario

Inicio > Historias > 20-N