2004-10-25

    Dioses Menores

    No he podido evitarlo. Aprovechando que para ir de un laboratorio a otro tengo que cruzarme la ciudad, y que mi sancta sanctorum queda a mitad de camino, me he comido los sandwiches en casa.* Más que nada por poder leer a gusto las últimas 50 páginas (lo empecé ayer) de 'Small Gods', de la serie 'Discworld' de Terry Pratchett. Sí, eso significa que en vez de la media hora reglamentaria me he escaqueado como dos horas, pero merece la pena, aunque me tenga que quedar hoy hasta las mil para compensar (total, como siempre...). Según Mazo, es el mejor libro que ha leído de Mundodisco, y sí, es bastante bueno. Yo encuentro más divertido 'Faust Eric' o 'The Reaper Man', al menos de los que he leído hasta la fecha (soy un lector metódico, es decir, todos los anteriores a Small Gods) pero si para gustos están los colores, Terry pinta cada libro de uno distinto. Si dedico un comentario al tema es porque teniendo en cuenta los últimos mensajes que he mandado por aquí, en realidad no podía haberlo leído en mejor momento.

    El protagonista, Brutha, sólo posee dos características distintivas: que es un absoluto creyente, de los que creen con toda certidumbre; y que tiene una memoria imposible -- recuerda absolutamente todo lo que entra en su cerebro, no importa cómo (su primer recuerdo es una luz y que al llegar a ella alguien le cogió y le golpeó). Bueno, también es bastante simplón y piensa muy despacio, pero esto parece ser consecuencia de las otras dos cosas. Éste es el personaje para el que la Historia tiene reservado el papel de próximo profeta del Gran Dios Om (actualmente reducido a simple tortuga tuerta) aunque muy a pesar de este último. A lo largo de una "tortuosa" aventura que implica la herejía de que el mundo no es una esfera perfecta sino un disco que reposa a lomos de 4 elefantes apoyados en el caparazón de la Gran Tortuga (marina) A´Tuin (como todo marino lo suficientemente intrépido sabe, aunque puede que no demasiado a tiempo) descubrimos la verdadera relación entre los dioses y sus iglesias. De paso también descubrimos por qué los filosofos no han aportado nada realmente práctico a la humanidad (es decir, porque su comprensión de la naturaleza humana les prevé de las consecuencias de los posibles usos dados a los desarrollos tecnológicos).

    No quiero seguir chafandole la lectura a nadie, así que dejémoslo ahí. Cualquiera de vosotros disfrutará leyéndolo, si no lo ha hecho ya, y seguro que después estaréis de acuerdo conmigo: ¡Ojalá más creyentes leyeran este libro!



    * pepercervelat y ardener boterhamworst: quicir, lo más parecido a mortadela y salchichón que puedes encontrar por aquí...

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://evolucionarios.blogalia.com//trackbacks/22534

Comentarios

1
De: Ctugha Fecha: 2004-10-25 19:04

Se lo he recomendado a todos mis vecinos creyentes (habitualmente yankees y desconocedores de Pratchett, por muy heretico que suene). Es un gran libro! Creo que en general los yankees viven una vida (en creencias) bucolica en la que nisiquiera sospechan de la existencia de personajes como Terry Pratchett o Richard Dawkins, posiblemente los unicos que -poco a poco- puedan ir cambiando la opinion publica de una falsa religiosidad a un puro ateismo ;)



2
De: Algernon Fecha: 2004-10-25 19:08

Lo único que puedes hacer cuando eres una tortuga es mirar de forma intensa xD



3
De: Assarhaddon Fecha: 2004-10-27 16:26

El personaje del dios OM es genial.
Saludos



4
De: BioMaxi Fecha: 2004-10-27 20:11

A mi me parece un detallazo que se llame Om, el pais Omnia y que el dios ni sea omnisciente ni omnipotente XD



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.224.214.93 (e2eca22045)
Comentario

Inicio > Historias > Dioses Menores